Caza

Modalidades de caza mayor

En España se considera caza mayor a las especies que en estado adulto son más grandes que un zorro (sin incluirlo): jabalí, ciervo, corzo, cabra montés, rebeco, lobo (al norte del río Duero), gamo, muflón y arruí.5

Montería

De esta modalidad, con más de 300 años de historia, existen dos variantes practicadas en España.

...

Modalidades de caza mayor

En España se considera caza mayor a las especies que en estado adulto son más grandes que un zorro (sin incluirlo): jabalí, ciervo, corzo, cabra montés, rebeco, lobo (al norte del río Duero), gamo, muflón y arruí.5

Montería

De esta modalidad, con más de 300 años de historia, existen dos variantes practicadas en España.

En la variante más conocida, practicada en casi toda la península, los cazadores (denominados monteros) se colocan en puestos rodeando una mancha (zona de monte más o menos espeso donde se refugian los animales) dispuestos en líneas (denominadas armadas) que rodean la mancha. Una vez instalados todos los cazadores una serie de rehalas se comienzan a mover ordenadamente por dicha mancha para lograr que los animales huyan, de forma que los cazadores puedan disparar sobre ellos.

En esta variante las distintas armadas en las que se colocan los puestos reciben las siguientes denominaciones en función de su posición:

  • Cierre: es una línea de puestos que cierra la mancha para evitar la huida de las reses de la finca a cazar.
  • Traviesa: es una línea de puestos que atraviesa el interior de la mancha con la intención de abatir las reses que se mueven en el interior de ésta.

Una vez situado el montero en su puesto (o postura), deberá permanecer en el hasta la finalización de la montería sin moverse de su posición. Es, por tanto, un método de caza estático donde el cazador espera a que los perros agrupados en rehalas conduzcan a los animales a la posición en la que se encuentra éste para intentar abatirlos con su rifle o escopeta.

En la otra variante, más típica del norte de España, antes de colocar los puestos se buscan los encames con perros atraillados . Sabiendo la localización de los animales a cazar se colocan los puestos en función de sus escapatorias y querencias.

Durante la montería, además de a las normas de seguridad el cazador debe prestar atención a disparar únicamente sobre los animales sobre los que está permitido hacerlo y abatiendo únicamente el número autorizado, pudiendo existir distintas limitaciones en función de la especie, sexo, edad, etc.

Finalizada la montería, se realiza la denominada «junta de carnes», donde los porteadores situarán los animales abatidos durante la cacería para que los monteros puedan observar sus trofeos y los de los demás asistentes.

Gancho o batida

Modalidad similar a la anterior, pero con limitaciones de puestos, perros y total de participantes.

Rececho

Consiste en la aproximación a un animal previamente seleccionado. Es la modalidad que más esfuerzo precisa del cazador, pues debe de conseguir llegar a una distancia óptima de disparo, sin que el animal perciba su presencia. La aproximación se realiza en el medio natural del animal, siendo comúnmente cumbres, laderas escarpadas y montes cerrados. Es un «tú a tú» entre el animal y el cazador, entre el instinto natural del primero y el esfuerzo e inteligencia del segundo.

Es la modalidad más selectiva, al reducirse drásticamente las posibilidades de abatir a un animal de un tipo distinto al autorizado.

Aguardo o espera

El cazador se sitúa en una posición próxima a un lugar asiduo de los animales (generalmente jabalíes en bañas o zonas comida). En el caso que apareciesen, el cazador después de la observación de los animales efectuará el disparo sobre el animal escogido.

Al salto

Un solo cazador, con o sin perros, busca el animal a cazar, bien en su encame o cerca de este, para terminar el lance con un disparo o después del agarre por parte de los perros con cuchillo o lanza.

En mano

Similar a la anterior, pero más de un cazador. Aunque las definiciones de «al salto» y «en mano» difieren poco, en realidad la ejecución es muy diferente.

Modalidades de caza menor

Las especies cinegéticas de caza menor difieren de un país a otro. En España se considera a los menores que el zorro y los principales en función de sus capturas son: conejo, perdiz, codorniz, liebre y paloma.

Al salto o «A guerra galana»

Similar a la de caza mayor. Si se practica con perros también se llama «a rabo».

En mano

Similar a la de caza mayor.

Ojeo

Similar a la montería de mayor, pero con especies menores. Principalmente perdiz, aunque también se suele dar con liebre.

Reclamo

Caza con la ayuda de una perdiz viva enjaulada puesta en el centro de un claro para atraer a sus congéneres, los cuales son atrapados por redes o generalmente disparados por el cazador escondido en un puesto.

Al paso

Caza similar al «aguardo» o «espera» en mayor, salvo que aquí los cazadores principalmente esperan a los animales en el trayecto de sus dormideros a las zonas de comida, o sus pasos migratorios. Son cazados principalmente palomas y zorzales.

Cetrería

Caza usando un ave de presa.

Caza de liebre con galgo

Pintura de la caza de la liebre con galgo.

Se trata de una modalidad en la que no se utilizan armas y en la que solo se utilizan perros de raza galgo. Por otra parte es similar a la caza «al salto» o «en mano» sobre terrenos llanos y limpios de vegetación arbórea o arbustiva.

Caza de madriguera

Caza realizada sobre mamíferos de madriguera (zorros y conejos) utilizando perros terrier o hurones.

Se evita la huida del animal objeto de la caza, bien disparándole (conejo y zorro) o bien con redes, llamadas capillas, colocadas en las bocas (conejo).

Fuente: Wikipedia

Más

Caza Hay 115 productos.

por página
Mostrando 1 - 12 de 115 items
Mostrando 1 - 12 de 115 items